MIENTRAS ME MIENTO QUE VIVO

Por José Castellá Blanch

                                    El pasado es irremediable, el futuro es imprevisible, y el presente ya es pasado.

Con esta premisa no hay duda que en la vida solo son ciertos los recuerdos.

Recuerdos, nostalgias de lo que fue, y a veces, muchas, lo que no fue y que en la lejanía se adornan o se lamentan, se evocan, pero son irrepetibles.

De un pasado de cenizas

a un futuro de humos,

indeciso estoy ahora

en un punto incierto

efímero y frágil de la vida

camino a la nada.

La vida que vivimos es una vida impuesta, impostada,  pero la vivimos en orden de un orden establecido  que aceptamos, ¿pero es esa nuestra vida? ¿La que queríamos? ¿Es la que habíamos soñado?

No.

Nos mentimos que vivimos.

Mientras tanto, nos salva la poesía

que nos ayuda a mentir dulcemente.

 

 

 

 

 

 

 

 

OCASO

 

Nada queda del melancólico quejido del saxo.

Apagadas  las luces de la música

y olvidados los acordes de tu cuerpo,

tan solo quedan las sombras de lo que fue.

 

Una costra de cal petrifica el alma

y sepulta los recuerdos.

La piel dormida  adolece de vida al tacto

rodeada de noches sin sueños.

 

Los furtivos encuentros en los atardeceres

cuando los grises y sepias besaban la tarde

perdieron pronto la luz.

 

Líneas cromáticas recorren la roca

insensible al color que roza su piel.

 

Imposible ahora  emprender un vuelo lunar

cuando acaba el tiempo,

con el cuerpo antiguo y las alas rotas.

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

GENESIS

 

Lejos quedan ya aquellos días

en los que el tiempo solo era presente,

y el futuro estaba por hacerse todavía.

Días del color de la luz;

limpios,

y que yo abrazaba con los pocos años

de aquella infancia,

en aquella casa de paredes altas,

armarios vacíos

y la luz nocturna de una luna grande

que agrandaba sombras de la soledad.

 

Ahora sé

que aquel corazón pulsaba

sueños en los días lentos

envuelto en ropas cansadas

y levemente sucias.

 

Ahora sé

que pasaron años

con demasiados días

en la misma calle,

con la misma ropa

en la misma casa

de armarios vacíos.

 

Ahora sé

que los días caían sobre los charcos

helados de la vida

de aquella calle vacía,

de tierra vieja y esquilmada.

 

Ahora sé

que del reloj de pared se desprendió el péndulo

y que la casa se llenó de desesperanzas

bajo un manto antiguo de otoñales hojas secas,

y que el futuro solo eran aguas de albañal

sangrantes y oscuros con una capa de  espumas.

 

 

 

 

 

 

 

 

 

ESPEJISMO

 

La organza ceñida a ti, piel de tu piel,

imaginando tu cuerpo desnudo

a través de éste sol agostado,

tibio y suave.

 

Los dos frente a frente

desnudándonos con los ojos

para correr como hienas

a devorar la luz de nuestros cuerpos,

fundidos,

fosilizando los besos.

 

Tejer y destejer tu blanca piel

con la rueca de mis dedos

y anidar entre tus brazos para no despertar,

pero todo es un sueño

de recuerdos pasados que nunca fueron.

 

Mis ojos asumen tristes

la irrealidad de mis sueños.

Mi piel se estremece

por este sinsentido de los sentidos

y ahora mi cuerpo se despoja de todos sus despojos

para engendrar de nuevo un sueño inmortal.

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

LLUVIA

 

Cuando el rumor de unos besos inunden mis labios

y el viento detenga el tiempo para contemplarlo,

cuando la lluvia de octubre llene el vacío

de las hojas caídas de algún calendario,

quisiera que en el remanso perdido del alma

quedara grabado el viejo murmullo del agua.

 

Quisiera nacer de nuevo en esta noche de lluvia,

que estas gotas que ahora están besando mi cuerpo

empapado y aterido de amores antiguos

abran mi pecho al turbión y que el agua y el viento

fertilicen mis surcos de piel cubiertos de años

para que vuelva a nacer ese amor imposible

lejano y perdido de entonces que el tiempo olvidó.

 

 

SOMBRA

 

Habitas espacios que no te pertenecen.

Ya no recuerdas tu casa de entonces

y tampoco su alguna vez hubo entonces.

 

Tu casa es la calle y el cielo tu techo.

Casa que huele a breas y gentes de paso.

A húmedos umbrales,

a cajeros automáticos,

a orines y mantas raídas.

A jergón de cartones,

a treinta monedas de cobre,

a plato vacío y a contenedor.

A perro sumiso y a vino de brik

que cierra la mente y llena lagunas

en un cuerpo invisible.

Naufrago en la tierra, donde

en el pecio de esta torre de babel

tan cerca estás de la nada.

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Como es el penúltimo ejercicio del curso, y aún me sobran algunos folios, quisiera explayarme con dos poemas  dedicados a dos poetas que con sus poemas me han acompañado mucho tiempo.

Alejandra Pizarnik y Joan Margarit.

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

DESTRUCCIONES

 

Olvidaste el pasado

huyendo del futuro

y detuviste el tiempo para morir en él.

 

Te temblaba el alma entre silencios y ausencias.

 

Testigo callado de este no ser, la soledad.

Oquedad en el espacio

entre la nada y la muerte.

 

La luz fue demasiado grande para tu alma.

 

Sin palabras que te amparasen del viento

quisiste saltar al alba, y en un canto de tristeza

dejaste el cuerpo junto a la luz de tus versos,

 

Alejandra.

 

 

 

CENTÓN (*)

 

Bajo la Luz de lluvia

recojo los Restos de aquel naufragio

mientras el cielo se llena de Aguafuertes con tus versos.

 

Cálculo de estructuras

para esta torre de babel

Desde donde volver a  amar.

Arquitecto de palabras bífidas, y

Misteriosamente feliz.

 

Agotada ya La edad roja

repleta de Amor y tiempo,

donde ahora Se pierde la señal

tras Un asombroso invierno.

 

Joan y Joana

juntos ya viajáis al cielo

desde la Estación de França.

 

 

(*) Centón utilizando títulos de los libros de Joan Margarit.

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

RELATO DEL TALLER DE:
Taller de Poesía

Deja una respuesta

Otros relatos

Ver todos
Taller de Escritura Creativa
AHORA TOCA CUIDAR EL ALMA

Virginia Ruiz Martín

Taller de Poesía
ESENCIAS DONDE LA INFANCIA PERDURA

Eva María Sánchez Muñoz

Descubre nuestros talleres

Taller de Escritura Creativa

85 horas
Inicio: Inscripción abierta

Taller de Escritura Creativa Superior

95 horas
Inicio: 31/01/2022

Taller de Autobiografía

85 horas
Inicio: 31/01/2022

Taller de Poesía

85 horas
Inicio: 31/01/2022

Taller de Literatura Infantil y Juvenil

85 horas
Inicio: 31/01/2022

Taller de Guion para Cine y Televisión

85 horas
Inicio: 31/01/2022